INICIOBALONCESTOBEISBOLBOXEOGALERIANFLVOLEIBOLMAS DEPORTES
 

Mariana Trujillo Torres (Suministrada)

Mariana a llenar su maleta de experiencias

EDGARDO AYALA

-    Con una maleta llena de esperanza, de mucho voleibol y de nuevas experiencias, la colocadora del equipo nacional Sub-18, Mariana Trujillo Torres, se encamina hacia otros lares, primero a representar a Puerto Rico, y luego a comenzar su carrera universitaria en la NCAA.

      “El sueño de todo estudiante/atleta es conseguir una beca a través del deporte que le apasiona, en mi caso el volleyball. Me siento muy afortunada de poder decir que estaré jugando NCAA División 1 en la universidad de North Alabama. Ha sido mucho el sacrificio de varios años que ahora comienza a rendir frutos. Voy con mi libro en blanco para llenarlo de nuevas experiencias poniendo en práctica todo lo aprendido por mis entrenadores en Puerto Rico. Comienzo un nuevo reto que tengo claro no será fácil, pero con la ayuda de Dios y el apoyo de mi familia se que podré lograrlo. “, nos dijo la joven jugadora nativa de Guayanilla, que siguió los pasos de sus padres, Felipe Trujillo y Marien Torres, que fueron ex jugadores de Voleibol Superior.

Mariana se convierte en la primera jugadora nativa de Guayanilla en jugar en el voleibol colegial de los Estados Unidos, becada en la Division I.

Mariana y el equipo Sub-18 buscara el pasaje al Mundial de Voleibol Femenina en Egipto, en la Copa Panamericana que se jugara en Mexico, con una plantilla en su mayoria compuesta de juventud.

“Me siento mucho más madura y preparada en comparación a la primera vez que tuve el honor de representar a mi país en el 2017. El reto más grande de este torneo es conseguir el pase al mundial en Egipto, entiendo que todos los países se han preparado para poder lograrlo y pienso que los equipos a vencer son México y República Dominicana. “.

Esa misma madurez que presenta en su juego, es lo que ayudara a las más jóvenes en la búsqueda de la meta que es decir presente en Egipto.

“Nuestro equipo es una mezcla de juventud con experiencia, ya que somos 4 las que repetimos con jugadoras que están por primera vez pero deseosas de demostrar todo lo que son capaces de hacer. Manota (Juan Carlos Rodriguez, su dirigente) y el cuerpo técnico nos han dado la confianza y hemos trabajado fuerte para este compromiso. La meta es una y todos la tenemos clara, traer ese pase para Puerto Rico. Esperamos contar con el apoyo de toda la isla.”.

Los sacrificios que han realizado, tanto ella como su familia, han rendido dividendos. Para poder realizar el viaje a los compromisos internacionales, tuvo que tomar una decisión, entre asistir a su graduación en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús en Ponce, o viajar con la delegación boricua, pero para la jugadora, “Puerto Rico va por encima de cualquier cosa.”, así se lo dejo saber a la Federación Puertorriqueña de Voleibol.

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

RUMBO AL CAMERINO/TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS