INICIOBALONCESTOBEISBOLBOXEOGALERIANFLVOLEIBOLMAS DEPORTES
 

FOTO TATIANA RIVERA

Copa de la Paz en Bayamon

 
TATIANA RIVERA

Con el lema “que la competencia no supere el respeto a la vida” culminó el pasado domingo, 24 de junio de 2018, la tercera edición de la Copa de Paz organizada por la Fundación Deportiva Omar Borrali buscando impulsar los valores de Paz mediante un fútbol transformador y unificador. 

 

El Bayamon Soccer Complex recibió a sobre 40 equipos de todos los rincones de la isla que se unieron buscando fomentar la paz, la inclusión y el respeto a la vida.

 

El sábado, 23 de junio de 2018 comenzó la acción temprano en la mañana con el famoso “celebrity game” que inundó de risas y buenos momentos el complejo vaquero. Grandes del fútbol boricua junto a celebridades del deporte o los medios se reunieron para a través de un partido de soccer llevarles un mensaje de esperanza a los participantes del evento. 

 

"Queremos llevarle a los niños un mensaje positivo. Que a través de nosotros vean la importancia de trabajar en equipo, de respetar el deporte y todos sus componentes. Estos partidos no son solo para traerles alegría también queremos llevarles un mensaje positivo y ser ejemplo para todos.", expresó Karina Socarras, Capitana de la Selección de Fútbol Mayor y jugadora del Málaga FC en España. 

La Copa fue dedicada a Karina por su trayectoria futbolística, por ser primera Embajadora de Paz de la Fundación Deportiva Omar Borrali, pionera en el Proyecto Huellas de Omar y quien además creó la Alianza de Paz entre España y Puerto Rico.

Esta tercera edición levanta la tarjeta violeta por la Equidad y el trato justo a la mujer en los deportes alineados a la Organización de Naciones Unidas por un planeta 50/50 rumbo al 2020.

 “Estoy muy agradecida con la fundación. Poder ser parte de un evento que lleva un mensaje tan positivo es una bendición. Esto es más que necesario para nuestros niños y jóvenes. No vemos copas o torneos que fomenten los buenos valores en los jugadores y deberían ser más los eventos como estos. Más que honrada de que me permitan ser parte de esta gesta que tiene como fin levantar el deporte y nuestro futuro que son los niños.", comentó Socarras.  

 

La Fundación destacó la ayuda voluntaria y la colaboración de figuras como el jugador “Pito Corn Flakes”, Omar Álvarez, Marcos Vélez, Héctor Ramos, Eloy Matos, Héctor Calderón,  quienes además participaron del “celebrity game”; del presidente de la entidad, Alexis Rivera Curet; del Director del Torneo, José Cuquito Martínez y el aval de la Federación de Fútbol de Puerto Rico.

 

La directora ejecutiva de la Fundación, Liliette Borralí Cintrón, indicó “solo los actos de amor, empatía y solidaridad derrocarán cualquier mal social. La competencia no debe jamás superar el respeto a la vida. El poder del balón une naciones y el fútbol ha resultado ser una de las herranmientas más eficaces para promover la paz. Confiamos en que con proyectos como la Copa de Paz podamos promover una generación de cambio y resaltar nuestra capacidad de mediar diferencias de forma pacífica, sin olvidar que el mejor galardón del ser humano es la vida misma.

 

Como parte del evento, la Copa recibió por tercera ocasión, la Antorcha Olímpica de Puerto Rico, la cual fue encendida con el fin de llevar el mensaje de  respeto a la vida y la paz.  “Yo estaré eternamente agradecida con el Municipio de Bayamón, con su alcalde, con el director de Recreación y Deportes Municipal, Hiram Padilla y con todos esos que han permitido desde los inicios que podamos llevar acabo eventos como este. Nos han dado la mano siempre, han creído en nosotros y yo solo tengo un total respeto por ellos. Para Omar eran parte de su familia y ellos siempre han demostrado un respeto grandísimo al trabajo de nuestra Fundación.”, recalcó emocionada Lilliette. 

 

Uno de los momentos más emotivos de la Copa fue la entrega de zapatos deportivos por parte del equipo de Real Bayamón a la Fundación como una iniciativa del jugador Danny Rivera Giménez. “Quería ayudar a más niños con autismo por mi hermano. Quiero ser ejemplo para mi hermano pero también quiero ayudar a más niños como el para que puedan tener una mejor calidad de vida. Mi mamá siempre me apoya y cuando le dije que quería donar zapatos a otros jugadores buscó la forma de hacer este sueño posible. Más me llena de orgullo el que todos mis compañeros se unieron a mí en esta aventura. Todos fueron parte de esto y me siento muy orgulloso y agradecido con todos.”, expresó el joven atleta.

 

La clausura del evento contó con la histórica participación de la representación local de los integrantes de Special Olympics quienes se enfrentaron al equipo de paz Borrali FC. “Este equipo me llena de orgullo. Lo dejan todo en la cancha. La Fundación Deportiva Omar Borrali reconoce el trabajo de este grupo de atletas. Estos eventos permiten que los jugadores tengan exposición. De cada partido o práctica aprendemos algo. La Copa nos ha traido momentos maravillosos. Ver a los jugadores luchar en contra de grandes del deporte no tiene palabras que permitan expresar el orgullo que sienten cada uno de los participantes del equipo de Special Olympics.”, indicó Omar Alvarez, director técnico del equipo Unificado de Special Olympics.

 

Con el fin de fomentar la sana participación, liderazgo, respeto y buen comportamiento, parte de las principales reglas y para las cuales se adiestraron los árbitros que participaron de la Copa, el torneo es uno libre de tarjeta roja. Solo se utilizó la tarjeta amarilla con el fin de llegar a la resolución de conflictos y mediación con el llamado “Shake Hands”. “Los árbitros debían parar el partido de surgir alguna jugada que lleve a la tarjeta amarilla. Los jugadores entonces son llamados para que entre estos puedan conversar y finalizar con el choque de manos de forma respetuosa. Esto solo busca que podamos resolver los conflictos que podemos tener en la cancha con respeto”, añadió Borrali.

 

Además, el torneo utiliza la tarjeta verde, una de “Fair Play”, siendo la primera vez que se utiliza en un evento en Puerto Rico y el Caribe y que tiene como fin premiar los actos de los jugadores que compitan limpiamente, con respeto y compañerismo. “Queremos que se utilice el deporte como la máxima herramienta de construcción social”, enfatizo.

 

La fundación lleva el nombre de Omar Borralí Colón, asesinado delantero superior de la Selección de Puerto Rico que fue exaltado al Salón de la Fama del Fútbol. El jugador, que  falleció prematuramente a los 28 años, defendió la camiseta de los clubes Fraigcomar, Academia Quintana FC, Don Bosco, Caguas Huracán, Bayamón FC, el Club Atlético River Plate Puerto Rico e incluso la de la Selección Nacional, distinguiéndose como delantero zurdo y ganándose el alias de “el terror de los porteros”.  En respuesta al trágico suceso, la entidad impulsa proyectos de transformación social utilizando las canchas de fútbol como principal escenario para llevar su mensaje de paz.