INICIOBALONCESTOBEISBOLBOXEOGALERIANFLVOLEIBOLMAS DEPORTES
 

Barea suma 15 y10 asistencias (AP)

En vano un doble-doble de Barea

AP
LeBron James terminó con 29 puntos, incluyendo el tiro libre de la victoria a falta de 2,1 segundos, y los Lakers de Los Ángeles aguantaron para vencer el miércoles por 114-113 a los Mavericks de Dallas.

Los Lakers estuvieron la frente durante casi todo el encuentro y tenían una ventaja de 111-98 a 3:42 del final antes de una foja de 15-2 de los Mavericks, que se acercaron en la pizarra a siete segundos de la chicharra. Luca Doncic puso el empate a 113-113 con un salto desde la esquina, pero Wesley Mathews le hizo una falta a James mientras lanzaba.


LeBron falló el primer tiro libre pero convirtió el segundo, y los Lakers (3-5) frenaron una seguidilla de dos derrotas.

JaVale McGee aportó 16 tantos y 15 rebotes y Kyle Kuzma anotó 18 para los Lakers.
 

Matthews lideró a Dallas con 21 puntos y Harrison Barnes sumó 19 pero no evitaron la quinta derrota al hilo de los Mavericks (2-6).
 

El puertorriqueño José Juan Barea aportó 15 puntos y 10 asistencias para Dallas en casi 25 minutos sobre la cancha.
 

NOCHE DE 50 PARA ROSE


Derrick Rose impuso la mejor marca de su carrera, al anotar 50 puntos, y lució como en las mejores épocas de una carrera plagada de lesiones, para que los Minnesota Timberwolves superaran el miércoles 128-125 al Utah Jazz.

Rose lloró al concluir el partido, mientras abandonaba la cancha con un coro multitudinario que pedía su nombramiento como el Jugador Más Valioso. El base de 30 años obtuvo efectivamente ese reconocimiento en 2011, antes de lesionarse en forma recurrente.
En la segunda mitad, Rose anotó 34 puntos. Y en un disputado cuarto periodo, agregó 15 para que los Wolves resistieran el intento de remontada del Jazz.
Su enceste con 30 segundos restantes dio a Minnesota la delantera en definitiva. Con 13,8 segundos, Rose convirtió un par de tiros libres para preservar una ventaja de tres puntos.
Rudy Gobert falló un intento que hubiera empatado el partido en el último minuto por Utah. Los Timberwolves se apoderaron del rebote para evitar que la gran noche de Rose fuera en vano.